La aprobación de la VPT siempre ha estado en manos del Equipo de Gobierno

Asistimos perplejos en estos días a un cruce de comunicados y acusaciones a cuenta de la Valoración de Puestos de Trabajo. Ésta se ha convertido en una patata caliente que sindicatos y Equipo de Gobierno nos lanzamos unos a otros como arma arrojadiza, con un único beneficiario: el Equipo de Gobierno. Y unos damnificados evidentes: el conjunto de la plantilla.

Pese a que corren ríos de tinta sobre la VPT la cosa parece cada vez más enredada y menos clara. Pero recapitulemos. Los hechos son los hechos pese a tanta declaración altisonante. Lo único cierto y verdadero es que en la famosa reunión de la Mesa General de Negociación de 28 de diciembre el Equipo de Gobierno no votó, después de gastar en ella más de 120.000 €, su propia propuesta y declaró que la dejaba “en suspenso”. UGT votó “con la nariz tapada” y luego anunció que retiraba su voto, CSIF se abstuvo y el resto (CCOO, COBAS, UPM y CCPM) votamos no.

Es decir que, a día de hoy, la VPT no cuenta con un solo voto a favor. Nadie ha traducido su apoyo verbal en un voto efectivo y real.

Esto ha permitido al Equipo de Gobierno activar la trampa que había hecho a su medida en la redacción del Convenio colectivo firmado por todos los sindicatos menos por COBAS. ¿Por qué COBAS no firmó ese convenio? Pues precisamente porque ya denunciamos que era un texto tramposo que no reconocía derechos sino que abría amplios márgenes para la arbitrariedad del Equipo de Gobierno que podía (o no) hacer concesiones, pero cuyo incumplimiento no sería recurrible ante ninguna instancia.

Y eso es exactamente lo que ha ocurrido. Tras una ficción de negociación, la “suspensión de la VPT”, después de un retraso de meses en su elaboración, ha permitido al Equipo de Gobierno hacer de su capa un sayo mientras el foco estaba puesto en una Valoración que en realidad nunca tuvo ninguna intención de sacar adelante.

Todo forma parte de la misma estafa y el mismo engaño de un Equipo de Gobierno que tiene objetivos claros, que va paulatina y progresivamente alcanzando, y entre los que no está ninguna subida salarial para el conjunto de los trabajadores del Ayuntamiento.

Si el 28 de diciembre del año pasado la empresa hubiera dejado abierta la negociación es posible que a estas alturas ya estuviera aprobada la VPT.

También hubiera podido aprobarla recurriendo a un acuerdo de eficacia limitada, como le pidió la propia UGT el 26 de febrero al solicitar que se aplicara a sus afiliados/as y a quién se adhiriera. Pero el PP ha preferido tener a este sindicato de mamporrero con un panfleto mensual mintiendo y asegurando que cada trabajador de la plantilla pierde 100 euros mensuales… ¿por qué no retrotraen las cuentas al convenio anterior que también aseguraba la realización de una VPT?, ¿pagarán ellos la diferencia entre esos 100 € para todos/as los que tras una hipotética firma no lleguen a esa cantidad?…

Cada trabajador/a puede comprobar a cuánto ascendían para él las promesas, porque nosotros en su día nos ocupamos de hacer llegar a la plantilla su ficha… con gran disgusto de UGT, que argumentó que conocer lo que se decía de cada puesto y el salario que hipotéticamente iba a cobrar sólo servía para crear rencillas entre trabajadores. ¡Nada como mantener el secretismo y la ignorancia en la plantilla para que algunos puedan navegar en la oscuridad!

Y por cierto, también hemos ido explicando estos meses cómo, aunque la VPT no se firmaba, el Equipo de Gobierno no se privaba de aplicarla a los puestos que a él le daba la gana, por ejemplo con la aprobación de la RPT… ¿Cómo explica el PP que aplica cuando quiere lo que ni siquiera ellos han aprobado?

Pero, ¿Qué defienden los que supuestamente defiende la VPT? ¿Cómo se puede estar a favor de la VPT de 28 de diciembre, con su RPT en consonancia, y votar favorablemente a la RPT presentada en el mes de abril 2018? O una u otra. Si se vota afirmativamente la RPT del 2018, ¿Se puede seguir reclamando la manida perdida de euros?

COBAS ha explicado que no firmaba la VPT porque además de favorecer a una minoría de puestos que al PP le interesaban, contenía un montón de incongruencias y de injusticias para el resto de la plantilla.

Aunque coincidimos con CCOO, CSIF y CSIT en el rechazo a esa tramposa VPT del gobierno municipal, y compartimos con ellos el intento de consensuar una alternativa, finalmente hemos mantenido soluciones diferentes.

Respetando el trabajo hecho por CSIF, cuyos resultados no compartimos, COBAS opinaba que había que llegar a una plataforma de mínimos y dirigirnos a la plantilla por sectores para presentarla y recoger las opiniones de los trabajadores/as, lo que nos reforzaría frente a la empresa: en este sentido los trabajadores/as y educadores sociales con sus reuniones nos están mostrando el camino.

Un detalle final: en el último comunicado de UGT aparecen los sellos de UPM y CPPM. Las acciones de estos sindicatos, aunque sean organizaciones sectoriales de la policía, tienen consecuencias para el resto de la plantilla. Por ejemplo, su voto en contra fue decisivo para que el PP no aprobara la VPT. En consecuencia deberían explicar a todo el resto de trabajadores/as municipales por qué no votaron en diciembre la VPT y, en su caso, por qué cambian ahora de opinión.

Pero el principal responsable de la situación en el Equipo de Gobierno, cuyo máximo responsable, si no está dispuesto a cumplir con las reiteradas promesas realizadas a lo largo de tantos años a toda la plantilla, debería dimitir inmediatamente para así acceder a la negociación colectiva para todos y todas y abandonar la discusión de la NADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s